Soy Maia y esta es la historia detrás de Boaz Joyas, un sueño compartido.

Desde chica siempre me gustaron las joyas.

Hacía esas típicas pulseras de mostacillas y las vendía a $100 por mi barrio.

(quien no tuvo una de esas?😋 )

Mi papá siempre me decía que cuando fuera grande seguro tendría un negocio de joyas.

Y la verdad por mucho tiempo no lo tomé en serio.

Salí del colegio y entré a estudiar medicina. Desde el primer día supe que eso no era lo mío.

Yo quería crear y hacer real todas las ideas que se me venían a la mente. 

Después de casi un año ahí junte valor, decidí salirme y cumplir mi sueño.

 

Pero no todo siempre llega altiro, a veces se necesita de un empujoncito y alguien que te acompañe...

Al año siguiente me metí a estudiar comercial y un poco antes de terminar la carrera, Benjamín, la otra cara detrás de Boaz, me convenció de que comenzáramos este proyecto.

Así creamos Boaz.

Me esforcé para crearla como una marca que conecta a mujeres con quien sueñan ser y que las hace brillar donde vayan.

Todas mis joyas las diseñé pensando en la feminidad de cada tipo de mujer, creando piezas especiales que logren diferenciarse del resto, y para que tú también te diferencies.

Ahora disfruto todos los días de crear, diseñar y entregarte mis creaciones, con mucho orgullo y dedicación 💕

Los sueños si se cumplen, y pueden brillar por mucho tiempo ✨